miércoles, 14 de noviembre de 2018

Los tres Geng Mucai actuales

Tal y como se explica en el cuadro "La jerarquía policial" de la aventura Di Yu, en el cuerpo de seguridad de Zhuji existen las figuras de Geng Mucai, tres policías que por mérito propio y por votación de sus compañeros han sido los elegidos para supervisar y dirigir las acciones policiales de la ciudad.

Aunque el camino a Geng Mucai se estableció así para que aquellos que obtuvieran el cargo fueran apreciados por sus colegas pero hubieran tenido que demostrar también una dedicación y habilidades sobresalientes, lo cual en gran parte evitaría la entrada de alguien despreciable, corrupto o poco querido, lo cierto es que no siempre ha sido así. Quien se convierte en Geng Mucai debe tener una disposición plena, no tener miedo al trabajo y poseer nervios de acero, y es habitual que varias y varios de los que han formado parte de los Geng Mucai hayan cambiado al ejercer el puesto o, sencillamente, no lo hayan soportado y se retiraran. Por esta razón, la elección de una o un nuevo Geng Mucai implica una gran cantidad de consideraciones. No por nada la elección de un nuevo Geng Mucai es uno de los acontecimientos más importantes en lo que se refiere al cuerpo policial.

Las tres personas que forman el equipo de Geng Mucai actualmente son: 

Mou Yifan, afamada por los espíritus
Se trata de la Geng Mucai más reciente del grupo actual y la más joven en la historia de la policía de Zhuji. Se trata de una prodigio de la estrategia que ascendió a Mucai siendo aún policía de una primavera. Este impresionante hito lo consiguió por ser la única en idear un método para desvelar a quienes manejaban una complicada trama corrupta por la cual se estaba robando mercancía exterior. Casualmente, todas las personas implicadas fueron policías. Tras ello, y con la retirada de un Geng Mucai, un año después fue elegida como para este puesto.

Yifan disfruta de su actual posición mucho más de lo que lo hacía siendo una policía de las calles. Considera que su sitio está en el distrito policial atendiendo informes, dando consejos y pensando en nuevas formas de combatir el crimen con su mejor arma: la astucia. Aunque de trato frío, Yifan es muy eficiente en su trabajo, lo que la convierte en alguien en quien se puede confiar. Su apodo se lo ha ganado por su fama como jugadora imbatible en el linghum, y hay quien dice que su habilidad táctica se debe a que los espíritus hablan con ella y le aconsejan. Ella nunca ha desmentido esto. Posiblemente sea algo que le parezca divertido.

Para muchos no ha pasado desapercibido el hecho de que Yifan pertenezca a la familia Mou, siendo concretamente la hermana pequeña de Mou Quiang. Desde el comienzo de su carrera no han faltado las habladurías de que podría estar llegando tan lejos gracias a la influencia de su familia, pero para los que conocen a los Mou, saben que nada de esto tiene algo que ver con la realidad. Lo cierto es que la relación entre Yifan y Quiang es delicada, y aunque la Geng Mucai no ha cortado su relación con ellos, tiende a escudarse en su trabajo para no acudir al mayor número de reuniones posible.  

Xie Ming del Da Yu
Se cuenta que la madre de Xie Ming solía dejarla sola con sus dos hermanos mayores para ir a trabajar. Una noche sufrieron un robo y, por querer evitarlo, ambos chicos recibieron una brutal paliza, y uno de ellos nunca pudo volver a mover las piernas. Aunque su madre no volvió a dejarlos solos después de eso, Ming no dejaba de tener pesadillas cada noche, donde aquellos malnacidos volvían una y otra vez para repetir su cruel acto. La única forma que tuvo de ponerle solución fue coger el arco con el que su padre murió en la guerra y comenzó a entrenar con él para defender a su familia. Tal llegó a ser su relación con este arma que no tardó en referirse a ella como "mamá".

Hoy en día Xie Ming es, posiblemente, la mejor arquera que camina por las calles de Zhuji. Además de esto, que cualquiera que la conozca podría afirmar de forma categórica, es una excelente exploradora y gran conocedora del bosque Da Yu. Fue gracias a este lugar que consiguió el rango de Mucai, cuando un grupo de bandidos capturaron a un noble y lo ocultaron en las profundidades de la espesura, amenazando con matarlo si alguien osaba acercarse. Con la única compañía de "mamá", entró en solitario y, sin saber nadie cómo, salió del Da Yu con el manchú sano y salvo. Aunque no ascendió tan rápido a Geng Mucai como Yifan, no cabe duda de que acabar perteneciendo al trío era cuestión de tiempo, pues su valía era de sobra conocida.

Durante sus cerca de cuarenta inviernos vividos, Ming ha visto la maldad de muchas formas. Esto le ha convertido en una persona visceral, cariñosa con sus seres queridos pero terrible con quien osa amenazarlos. Además, Xie Ming sólo le debe su fidelidad a sus principios y le da igual perderlo todo por defenderlos. Muchos coinciden en que esta es su mayor debilidad, pero hay que tener mucha seguridad si quiere aprovecharse porque si algo ha demostrado la arquera es que lo que se propone, lo consigue.

Tong Fei Hung, el Tigre Blanco
En su juventud, antes del alzamiento de la muralla, Fei Hung ya era conocido por sus diversas pillerías en la ciudad. En esa época, cualquier figura de autoridad era su principal enemigo. La caótica vida que había elegido se fundamentaba en conseguir cualquier cosa sin esfuerzo y, con el paso de los años, su situación le había llevado a cometer algunos de los robos y tratos de dudosa moralidad mas recordados en Zhuji incluso a día de hoy. Según se dice, uno de estos trabajos salió tan mal que Fei Hung se vio obligado a salir de la ciudad. En su intento por establecerse en otro lugar, encontró la hospitalidad de un viejo maestro de las artes marciales, quien poco a poco le llevó por un sendero muy distinto al que había llevado hasta ahora. Gracias a la sabiduría del anciano y al aprendizaje de la filosofía del tigre y la grulla, en diez años Fei Hung era un hombre nuevo.

Atacado constantemente por el recuerdo de todo lo que había hecho en su ciudad natal, Fei Hung decidió que debía volver para enmendar todo el mal que había hecho a aquellas personas que lo habían visto crecer y lo habían tenido que sufrir. Por ese entonces, en Zhuji ya se había alzado su famosa muralla, y aunque sabía que si entraba no podría volver a salir, Fei Hung volvió. Lo primero que hizo fue poner todo su conocimiento sobre los bajos fondos de Zhuji y sus nuevas habilidades al servicio de la policía, algo que fue recibido con agrado y sorpresa a partes iguales. Atrapando a algunos de los criminales más importantes de Zhuji fue como Fei Hung, ya apodado Tigre Blanco, se ganó el título de Mucai, y unos años después ascendió a la máxima responsabilidad que ahora ostenta, siendo el más veterano de los tres actuales.

Aunque se trate de un temido guerrero en combate (del cual se dice que está creando su propio estilo combinando el tigre y la grulla) y aún posea una mente despierta para detectar el crimen, las calles han evolucionado mucho y su experiencia ha quedado notablemente obsoleta. Además de ello, Fei Hung sabe que no todo en las calles es latrocinio por gusto, sino que hay quienes pasan hambre y no tienen otra opción que buscarse la vida de forma poco digna. Por esta razón, no le importa hacer la vista gorda sobre ciertos asuntos, aunque esto le haya granjeado la enemistad de varios vecinos y, especialmente, de otros miembros de la policía.

El látigo de hierro

El látigo de hierro es una de las armas insignia de la policía de Zhuji. Aunque se llame látigo, en realidad se trata de una porra de 30 centímetros de largo hecha totalmente de hierro y con un mango de cuero que evita en gran parte sufrir dolor en la mano al usarla. Aunque puede ser un arma desagradablemente mortal, su principal función es la de mermar las capacidades de las personas malhechoras y poder proceder a su arresto con mayor facilidad. Además, su manejo es fácil a pesar de que requiera un mínimo desarrollo físico. La forma más efectiva de utilizarla es golpeando las extremidades inferiores y a las superiores después, evitando la espalda y la cabeza para no causar daños mayores.

Pese a existir armas mucho más efectivas en combate, el látigo de hierro se ha convertido en una seña de identidad policial hasta tal punto que le está prohibido poseer una a cualquier habitante que no pertenezca al cuerpo. Más de una y uno han robado látigos de hierro a policías novatos o han intentado crear copias para hacerse pasar por guardias, por lo que poseer algo parecido a este arma levanta una gran sospecha.

·Requisitos: Vigor 1
·Distancia: Al alcance de la mano
·Especial: el personaje puede asumir un penalizador de -3 a su prueba de Ataque para añadir el efecto adicional de reducir en 1 la puntuación de Destreza del objetivo durante el resto del asalto. Esta reducción afecta también a su puntuación de Defensa.

La jerarquía policial

Aunque se trate de una serie de escalafones sencilla, la jerarquía policial es una pauta de gran importancia dentro del cuerpo. Los diferentes rangos, igual que en una jerarquía militar, sirven para identificar las cadenas de mando, las cuales se respetan bajo cualquier circunstancia.

Sin embargo, antes de conocer la jerarquía de la policía de Zhuji, es interesante saber cuál es la posibilidad actual de que ingresar en la policía. En los últimos diez años el número de policías aumentó hasta llegar a la actual sobrepoblación, por lo que pasar a pertenecer al cuerpo se considera una hazaña hoy en día. Si se hiciera un cálculo, podría estimarse que por cada nuevo ingreso deben morir cinco policías. Por lo tanto, aspirar a dedicarse a la seguridad de Zhuji no es la mejor de las opciones actualmente.

El rango más bajo es el de Policía de una primavera, que se trata de aquellas y aquellos recién reclutadas. Después de tres años de servicio, se convertirán en Policías de tres primaveras, y esta experiencia aumentará sus responsabilidades -aunque no de forma sustancial- y su salario. Aunque no existe ningún rango superior que se otorgue por el paso del tiempo, entre los policías se identifican como “de cinco primaveras” o “de siete primaveras” para dejar que su antigüedad hable por ellos y ellas. Normalmente acortan estos títulos como “policía de una”, “policía de tres” y similares. Este tipo de policías son los más habituales para la población, pues son los que patrullan las calles y se ocupan de los problemas menores.

Cada policía pertenece a un grupo de tres miembros organizado por un Mucai. El puesto de mucai se trata de un grado meritorio que sólo obtienen aquellos y aquellas que han demostrado un valor, una entereza o una habilidad superiores a las esperadas. Debido a la sobrepoblación antes mencionada, los mucai más veteranos tienen asignados varios grupos para poder asimilar a todos los policías de una y tres. Además, no sólo organizan a sus respectivos grupos de uno y de tres, sino que se encargan de su debida instrucción  y guiarlos hacia nuevas metas en el oficio. Cuando una o un mucai consigue que varias personas bajo su tutela lleguen a ser policías que hayan destacado, se le considera muy respetable. Además, si algún policía muere bajo sus órdenes, estará obligado u obligada a encargarse de la manutención de su descendencia -en caso de tenerla-.

Por encima de ellos se encuentran los Geng Mucai, un grupo de tres mucai que han sido votados por el resto de policías de la ciudad para ser los mayores dirigentes del cuerpo. Aunque teóricamente todos los mucai son aspirantes a este puesto, es rara la vez en la que los más nuevos son votados para geng mucai. Los geng mucai gestionan y asignan todas las acciones para preservar la seguridad de Zhuji, y ningún movimiento se produce sin que al menos un o una geng mucai haya dado su visto bueno. El grupo de geng mucai también decide qué policías de tres primaveras han adquirido el derecho de ascender a mucai. Por norma general, el puesto de geng mucai es vitalicio, aunque existe un procedimiento por el cual se podría votar su cese, pero al tener que ser propuesto por otro geng mucai -debe entenderse lo complicado de esta situación-, solamente una vez se ha dado esta eventualidad en la historia de la policía de Zhuji. Este acontecimiento sentó algunas normas acerca de la expulsión de un geng mucai, pues el único que fue propuesto para ello decidió acabar con su vida seguro de que decidirían expulsarlo. Sin embargo, cuando se descubrió su cadáver ya se había realizado la votación en la que se había decidido que siguiese siendo geng mucai, habiendo muerto en vano. Por esta razón, si se convoca una votación para decidir la expulsión de un geng mucai, siempre se hará al amanecer, y si se decide echarlo, seguirá siendo geng mucai hasta el anochecer. De esta forma, tendrá todo el día para decidir qué quiere hacer y, si desea acabar su vida, podrá hacerlo como geng mucai.

Existe un último rango paralelo al consejo de los geng mucai, llamado Yige. Sin embargo, desde que Lobo Sangriento estructuró la fuerza policial, no ha concedido esta labor a nadie, por lo que la ejerce él mismo de forma extraoficial. Debido a esta situación, nadie sabe exactamente cuáles son las competencias del yige, y después de tanto tiempo sin una o uno, nadie pretende aspirar a ostentar tal honor.